viernes, 19 de junio de 2015

Brasil debería cambiar de capitán


En los últimos días, en las tertulias futbolísticas de la televisión española, se está hablando mucho sobre Neymar y del patético comportamiento que tuvo este futbolista brasileño en el duelo de la Copa América que disputaron Brasil y Colombia. En este choque, Neymar, tuvo una actitud provocativa con algunos jugadores colombianos y fue bastante borde. Tras pegarle un pelotazo innecesario al decente futbolista Pablo Armero, insultar a Zuñiga y de pelearse con Bacca, Neymar, se marchó merecidamente expulsado del encuentro. Un futbolista mítico de la canarinha como Ronaldo ha criticado acertadamente a Neymar por lo que hizo en el partido entre Brasil y Colombía: “Está actuando de manera muy agresiva y eso no se puede aceptar, bajo ningún concepto. No pueden pasar cosas así en un partido. Cuando estás vistiendo la camiseta de Brasil no puedes actuar de esta manera.”

En cambio, algunos periodistas han justificado la impresentable actitud de Neymar, diciendo que el futbolista del Barcelona, estaba tenso por culpa de sus problemas con el fisco, lo cual es lamentable, ya que alguien como Neymar que muestra una actitud como la que mostró aquel día, no merece ningún tipo de justificación ante un show tan lamentable como el que protagonizó el brasileño. En un primer momento parecía que la Conmebol pensaba penalizar a Neymar con tan sólo un partido de sanción, lo cual parecía un castigo muy flojo. Pero finalmente a Neymar le caerán 4 partidos de sanción y se perderá toda la Copa América. Seguramente a Neymar esta sanción le servirá para escarmentar y para darse cuenta de que lo que hizo el otro día no debe de hacerlo cuando viste la camiseta de la cannarinha. Es de elogiar que la Conmebol al final haya endurecido su sanción a Neymar, porque no todas las federaciones de fútbol no son igual de exigentes que la Conmebol y algunas no suelen aplicar castigos severos a futbolistas mediáticos del Real Madrid o del Barcelona por miedo a la presión mediática que pueden sufrir por parte de algunos medios de comunicación que carecen de independencia a la hora de opinar sobre estos 2 equipos o del desencantado que pueda producir este tipo de decisiones a los aficionados de ambos equipos.

Durante este último año, Neymar ha mostrado una actitud bastante arrogante y provocativa con algunos jugadores rivales de la liga española. Por ejemplo, en la final de la Copa del Rey, Neymar provocó a algunos futbolistas del Athletic de Bilbao con algún que otro regate  innecesario, en los que manifestó una cierta chulería. Además, el ejemplar futbolista del Atlético de Madrid, Gabi una vez se mostro muy crítico con respecto a la actitud de Neymar. 

Lo cierto es que no es de extrañar esta actitud de Neymar ya que el brasileño sigue comportándose así en los terrenos de juego desde hace 5 años, cuando militaba en las filas del Santos. En muchos de sus partidos abusaba demasiado de realizar bastantes regates innecesarios con los cuales tan sólo buscaba enfadar a sus rivales a a base de intentar humillarles.

Con actitudes como la que mostró en el duelo ante Colombía, Neymar ofrece una imagen lamentable que no sólo despretigia la imagen de la cannarinha, sino también la del Fútbol Club Barcelona. A lo largo de los últimos años, han habido bastantes futbolistas como Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Carles Puyol y Javier Mascherano, que han  mostrado siempre una actitud profesional, admirable, ejemplar y elogiable. Resulta un poco triste, que por culpa del mal comportamiento de futbolistas como Neymar, se deteriore la buena imagen del Barcelona, ya que esto no se lo merecen los aficionados cules. A Neymar le vendría bien aprender bastante de la actitud  y de la educación de esos excelentes 4 futbolistas que se han mencionado anteriormente, porque el brasileño es un jugador que tiene muchos admiradores a lo largo del mundo que consideran a Neymar como un ejemplo a seguir y lo mejor que debe hacer Neymar es ofrecer un actitud correcta para poder ser un buen referente para ellos. Además, Neymar con esas malas acciones como las del partido ante Colombia, daña su propia reputación y su fama.

A sus 23 años, Neymar tiene una gran responsabilidad como es la de ser el capitán de Brasil. Un buen capitán de Brasil debe de mostrar una actitud ejemplar y tener madurez. Un futbolista como Neymar que a veces carece de educación y que le está investigando la justicia española por corrupción no debería ser el capitán de una selección tan legendaria como la de Brasil. Lo cierto es que no es una buena decisión que alguien tan joven ocupe una tarea de tanta responsabilidad dentro de la cannarinha. A Neymar, le falta madurar un poco y aprender de los errores que comete. Bien es cierto que Neymar es un futbolista imprescindible para Brasil y es el atacante de la cannarinha más importante de todos, tal y como se demostró en el Mundial 2014. Pero mientras Neymar no sea capaz de dominar su temperamento y madure, no estaría mal que apareciera alguien que ocupase de forma provisional, la capitanía de Brasil. Thiago Silva, durante su trayectoria como futbolista ha hecho gala de una gran profesionalidad, tiene una buena veteranía y ocupa una gran responsabilidad dentro de la zaga brasileña. Silva podría ser un capitán excelente para la selección brasileña. Seguramente, Neymar en el futuro, será un buen capitán para Brasil, pero de momento, el brasileño no es el hombre más indicado para ocupar esta responsabilidad en el presente.

4 comentarios:

Nahuel Bargas dijo...

De acuerdo con tu postura, Neymar tiene que mejorar su compartimento.
Saludos

McGovern 2011 dijo...

@Nahuel Bargas

Gracias por comentar. Saludos.

Martín Olivé dijo...

Exagerada la reacción de Neymar. En estos casos demuestra que aún es un chico.

Saludos

McGovern 2011 dijo...

@Martín Olivé

Si, pero creo que Neymar, tarde o temprano acabará madurando y no volverá a hacer lo que hizo en este partido. Saludos.