domingo, 15 de febrero de 2015

Las claves del éxito de Costa de Marfil en la Copa Africana de Naciones 2015

La federación de fútbol de Costa de Marfil, antes de la disputa de la Copa Africana de Naciones 2015, decidió contratar a Herve Renard, como seleccionador. Como sabrán, los habituales seguidores al fútbol africano, Renard fue el entrenador que hizo campeona a Zambia en la Copa Africana de Naciones 2012. La última experiencia de Renard, antes de aceptar el puesto de seleccionador de Costa de Marfil, había sido la de entrenar al Sochaux en la Ligue 1 2013/14. En esa temporada, Renard no pudo evitar el descenso del Sochaux a la segunda división francesa.  Hervé Renard en la mayoría de partidos optó por un 4-3-3, aunque en el duelo de cuartos de final, ante Algeria, decidió utilizar un 3-4-3. La selección costamarfileña, era un equipo al que le gusta mucho replegarse, para después atacar a base de algunos contrataques.
Yaya Touré fue el jugador que más creatividad quería aportar en el juego de Costa de Marfil y el mediocampista que más adelantado estaba ubicado en el terreno de juego. La banda que más priorizo, el equipo costamarfileño en la fase ofensiva fue la derecha. En esa banda aparecía Max Gradel, quien tuvo un rol importante en el ataque de Costa de Marfil, con su dinamismo, velocidad y desequilibrio. También, en esta banda aparecía en muchas ocasiones el defensa lateral derecho/carrilero derecho, Aurier, a quien le gustaba mucho atacar.  Gradel y Aurier, fueron 2 futbolistas importantes que aportaban profundidad en la banda diestra. Sin embargo, Aurier fue un futbolista que en muchas ocasiones, sufría bastante en las transiciones ataque-defensa, ya que el defensa lateral del PSG, tendía a subir  hacia la zona de ¾ del terreno de juego en la fase ofensiva y en esas ocasiones dejaba su banda un poco deshabitada.
En la portería de Costa de Marfil, estuvo Gbohouo desde el partido inaugural de Costa de Marfil ante Guinea Conakry hasta el partido de semifinales, ante la República Democrática del Congo y el ya mítico guardameta Barry “Copa”, ocupo la meta costamarfileña en la gran final. Gbohuouo, es un guardameta que tiene una buena trayectoria en el fútbol africano, ya que juega en uno de los equipos más fuertes del continente africano como es el TP Mazembe (este equipo que saltó a la fama en el panorama del fútbol global, cuando llego a la final del Mundial de Clubs en el año 2010) y encajó tan sólo 4 goles en 5 partidos, lo cual es una buena estadística. En cambio, Barry “Copa”, fue el portero de la selección costamarfileña, en la final y allí hizo una actuación histórica, que fue enormemente relevante para que Costa de Marfil se alzara con el título.
En la zaga costa marfileña, Bailly fue el gran líder. Sin lugar a dudas, el flamante fichaje del Villarreal ha sido junto a Mensah, uno de los defensas más sólidos y fiables de esta edición de la Copa Africana. Lo cierto es que la decisión que realizado el Villarreal de fichar a Bailly, es una decisión correcta, para este club castellonense. También, hay que destacar la labor defensiva de Kanon y Kolo Touré, quienes también aportaron bastante seguridad a la zaga de Costa de Marfil. Además, Aurier hizo un buen trabajo defensivo en el duelo de semifinales ante la Republica Democrática del Congo, en los momentos en los que el jugador del PSG se quedaba a defender. 
Anteriormente, se ha destacado el rol que ha tenido los jugadores que estaban ubicados en la banda diestra de Costa de Marfil en la fase ofensiva. Pero también los que estaban ubicados en la banda izquierda han tenido un rol importante en el ataque marfileño.  Gervinho, era uno de los jugadores que estaban ubicados en la banda zurda. El exfutbolista del Arsenal era un futbolista desequilibrante que aportaba mucha profundidad a partir de la zona de ¾ y dinamismo al juego de Costa de Marfil.
Los jugadores Yaya Touré, Serey Die y Tiené, hicieron una gran labor en el medio del campo. El centro del terreno de juego, costamarfileño, proponía un estilo de juego en el que se le daba mucha importancia al juego físico. Die y Tiené hicieron una buena labor en las labores de contención.
El actual futbolista del Manchester City, Wilfried Bony, era el 9 de referencia de la selección marfileña. Bony en este campeonato ha mostrado muchas de sus virtudes como son por ejemplo su poderío en el juego aéreo y su definición. El rendimiento que ofreció el exdelantero del Vitesse, en el duelo que Costa de Marfil disputó ante Argelia, fue clave con sus 2 goles.

La trayectoria de Costa de Marfil en la Copa Africana de Naciones 2015

La selección marfileña, arrancó su trayectoria en la Copa Africana de Naciones ante Guinea Conakry en la primera jornada. El partido fue mucho más de lo complicado para los marfileños de lo esperado, ya que Yattara adelantó a Guinea en el marcador durante la primera parte. Pero Doumbia apareció para igualar el encuentro a falta de 18 minutos para la conclusión del partido. En el segundo partido de la fase de grupos disputado ante Mali, de nuevo fue el equipo rival, el que se adelantó con un gran tanto de Sako. Pero a falta de 3 minutos para el descuento, apareció Gradel para empatar el partido. El partido ante Malí, fue un partido en el que hubo muy poca creatividad por parte de ambos conjuntos. En el último partido de la fase de grupos, el conjunto de Renard pudo certificar su pase a la siguiente fase, gracias a un golazo de Gradel que le dio los 3 puntos a Costa de Marfil ante Camerún. De esta forma, la selección marfileña pasaba a los cuartos de final, siendo líder de su grupo. 

En los cuartos de final, Costa de Marfil se enfrentó ante Argelia en un duelo que fue uno de los mejores de esta edición de la Copa Africana. En este partido, ambos contendientes, mostraron un estilo de juego ofensivo y generaron muchas ocasiones de gol sobre todo en los instantes finales.  En el minuto 26, Bony aprovechó un centro de Gradel, le ganó con mucha facilidad la espalda al defensa central Bougherra, para plantarse sólo frente al portero y batirle con un sublime cabezazo. En el minuto 51, el actual futbolista argelino del Leicester City, Mahrez,  asistió a Soudani desde el sector izquierdo del área rival y Soudani se encargó de empatar el partido para transmitir un poco de esperanza a la afición argelina. 17 minutos después, apareció de nuevo Bony quien remato de cabeza un lanzamiento de falta tirado por Touré, para marcar el segundo gol de Costa de Marfil. Argelia a pesar de este tanto encajado en contra, no se rindió ni tampoco se replegó, sino que siguió buscando el gol del empate hasta el final.  Sin embargo, en los minutos finales, apareció Gervinho para marcar el último tanto de Costa de Marfil que sirvió para fulminar los sueños y las esperanzas de los jugadores argelinos. 

En semifinales, a Costa de Marfil le esperaba la selección de la República Democrática del Congo. La República Democrática del Congo, era una selección que en esta Copa Africana se había caracterizado por poseer un gran poderío en su ataque con su delantero centro Dieumerci Mbokani (quien ha sido autor de 3 goles en los 6 únicos partidos que la República Democrática del Congo ha disputado en esta Copa Africana), Yannick Bolassie (quien en esta temporada esta ofreciendo un rendimiento fantástico en el Crystal Palace de Alan Pardew) y Bokila. Sin embargo, Costa de Marfil hizo se deshizo con mucha facilidad de la selección congoleña y fue el claro dominador del encuentro. Los marfileños se adelantaron en el marcador con un trallazo de Yaya Toure que acabó en gol. Poco después, Mbokani igualaba el encuentro con un tanto de penalti y provocó que las esperanzas de los aficionados congoleños siguiesen intactas. Sin embargo, Gervinho y Kanon, se encargaron de que esas esperanzas de los congoleños se esfumasen, cuando marcaron los 2 últimos tantos de los marfileños en el encuentro. 

En la gran final, se enfrentaban 2 selecciones muy potentes como Ghana y Costa de Marfil. De esta forma, se rompía la tónica habitual de las 2 anteriores ediciones, en las que alguna selección modesta del fútbol africano como Burkina Faso o Zambia, acababa colándose en la gran final contra todo pronóstico. Costa de Marfil, volvía a Bata, ese lugar donde esta selección perdió la última final que disputó ante Zambia. Curiosamente, el actual seleccionador de Costa de Marfil, Herve Renard fue quien entrenó a Zambia en esa final. El partido estuvo muy igualado, entre las selecciones de Ghana y Costa de Marfil. Ambas selecciones, mostraron muchas dificultades a la hora de intentar transitar el área, de generar ocasiones de goles y a la hora de profundizar a partir de la zona de ¾. Acquah el mediocampista de Ghana, hizo un gran partido, en la que mostró una enorme eficacia en las labores defensivas y eclipsó a Yaya Touré. También la línea de 4 defensas de Ghana, formada por Alful, Boye, Mensah y Baba, estuvo muy sólida en defensa. En la segunda parte, Renard, decidió quitar a Max Gradel y poner al buen exdelantero del CSKA de Moscú, Seydou Doumbia. A partir de este cambió, Costa de Marfil empezó a perder protagonismo en el ataque. Ambos equipos fueron incapaces de anotar un gol durante los  90 minutos. Como dato curioso, hay que destacar que las 3 últimas finales de competiciones de selecciones disputadas hasta la fecha, que son la del Mundial 2014, la de la Copa Asiática 2015 y la Copa Africana 2015, han finalizado con empate a cero, al término de los 90 primeros minutos. En la prorroga, ambos conjuntos acusaron mucho el cansancio y tuvieron que recurrir a la tanda de penaltis para determinar el devenir del partido. Allí apareció el portero Barry “Copa”, quien fue determinante al parar el último penalti de Ghana y marcar el último tanto de la tanda de penaltis. De esta forma, Herve Renard, se encargaba de darle una Copa Africana a la selección marfileña, en el mismo lugar, donde le arrabetó a esta selección otra Copa Africana, siendo seleccionador de Zambia. Esta bonita conclusión del torneo, hizo justicia para una gran generación de futbolistas formada por Yaya Touré, Tiené o Barry “Copa”, que ya estuvieron presentes en otras 2 finales de la Copa Africana, que Costa de Marfil las acabó perdiendo.
                                                                                  
                

No hay comentarios: