martes, 29 de julio de 2014

La consagración de la selección alemana de Löw



En 2004, Joachim Löw, tras varias experiencias frustrantes dirigiendo equipos modestos que algunos de ellos acaban descendiendo y de ser despedido como entrenador del Austria de Viena, que era el equipo que lideraba la Liga Austriaca en aquel momento, fue contratado por la selección alemana para ser el ayudante de Jürgen Klinsmann. En el mundial 2006, Löw fue quién decidía muchas de las tácticas de la selección alemana, mientras que Klinsmann sea preocupaba más por la psicología de sus futbolistas y hacía todo lo posible con tal de que estuvieran continuamente animados. Después de que Alemania hiciera un buen papel como anfitrión y alcanzara la tercera plaza, Löw pasó a ser el primer entrenador de la selección mientras que Klinsmann dejó de ser el seleccionador. En la Eurocopa 2008, Alemanía alcanzó la final y acabó cayendo ante la superioridad de la selección española dirigida por el legendario seleccionador Luis Aragones. De cara al Mundial 2010, Löw decidió convocar a muchos jugadores nuevos de corta edad y algunos de ellos tenían un enorme talento. Fue la primera aparición de futbolistas como Özil, Neuer, Müller y Khedira, quienes son en la actualidad piezas claves en Alemania. La Mannschaft, alcanzó las semifinales, realizando durante una gran parte del campeonato un estilo de juego alegre y entretenido, pero de nuevo acabaron cayendo ante España. En la Eurocopa 2012, Löw convocó a muchos de los futbolistas que estuvieron en el Mundial 2010 y mantuvieron la misma forma de jugar al fútbol y a pesar de eso acabaron perdiendo ante Italia, en un encuentro en el que Cassano y Balotelli arrasaron con la defensa alemana. Pero en este Mundial 2014, Löw por fin ha podido lograr un título siendo el entrenador de Alemania. Sin lugar a dudas, el punto fuerte de Alemania ha sido su ataque. La selección alemana ha tenido mucha productividad de cara al gol en este campeonato. Thomas Müller ha sido la gran referencia en el ataque alemán y Miroslav Klose con sus 2 goles en este Mundial, se ha convertido en el máximo goleador de la historia de los mundiales. También fueron muy destacables las actuaciones del medio del campo de Alemania sobre todo en el duelo ante Brasil, aunque se vieron algunas falencias. La “guardiolada” de poner a un defensa lateral derecho como Lahm en el medio del campo y formar un tridente con él, Kroos y Schweinsteiger, acabó generando muchas dudas y críticas. En el Bayern eso funciona de maravilla, pero esto se aleja un poco de la idea que ha tenido Löw de jugar muchas veces con un doble pivote, durante estos últimos 5 años. Las lesiones de Lars Bender, Gündoguan y Sven Bender y el hecho de que Khedira con su última lesión no estuviera al 100%, provocaron que Löw optase por ese tridente.
Alemania empezó a sentirse mucho más cómoda, jugando con un doble pivote que con un tridente en el medio del campo. En el histórico encuentro ante Brasil, que fue la actuación más convincente de la selección alemana, Alemania jugó con un doble pivote formado por Khedira y Schweinsteiger. Ambos han hecho un mundial bastante interesante. Bastian Schweinsteiger a través de su creatividad ha sido un jugador imprescindible para la Mannschaft y Khedira a pesar de que ha jugado muy pocos partidos en este mundial por culpa de sus problemas físicos, fue un futbolista relevante en los triunfos de Alemania ante Brasil y Algeria. Otro mediocampista de Alemania, fue Toni Kroos. Este mediocentro alemán, ha tenido un rendimiento espectacular y ha sido un futbolista determinante gracias a sus asistencias y sus goles. También, hay que decir que Mesut Özil ha sido un futbolista habitual en los onces titulares de Löw, ha estado jugando en la banda derecha y ha tenido unas actuaciones muy discretas. Si Reus no se hubiera lesionado, Özil seguramente hubiera jugado de mediapunta y hubiese tenido mucho más protagonismo del que ha tenido. Posiblemente, la mejor actuación del ex-futbolista del Werder Bremen en este Mundial, fue la que realizó en el partido ante Portugal.


Con respecto a la defensa alemana, hay que decir que se vieron algunas carencias. Mertesacker fue un defensa central que ha tenido muchos fallos en este Mundial, al igual que Boateng. Aunque Boateng realizó una enorme actuación ante Argentina. La final de este Mundial fue con diferencia el mejor partido de su carrera deportiva y en este encuentro demostró tener una buena capacidad de anticipación y actuaba bien en las jugadas aéreas. Höwedes que ha jugado de defensa lateral izquierdo ha tenido una regularidad aceptable, pero en la final se vio muy superado por las presencias de sus rivales Lionel Messi y Enzo Pérez. Mustafi en el primer Mundial de su carrera deportiva, ha tenido algunas malas actuaciones en las que hizo muchos pases imprecisos. Sin lugar a dudas, el futbolista más influyente de la defensa alemana, ha sido el cancerbero Manuel Neuer. Es imposible hacerle alguna crítica al guardameta del Bayern de Munich. Su rendimiento en el Mundial ha sido excelente y su reputación ha salido muy reforzada tras este torneo. Sus increíbles paradas y las veces en las que ha salido de su área para anticipar y despejar algunas jugadas ofensivas de sus rivales, han tenido una importancia vital. Otro pilar fundamental de la defensa alemana, ha sido Mats Hummels. El actual defensa del Borussia Dortmund, ha mostrado una buena capacidad de liderazgo en este campeonato y es un defensa muy fiable. Su regularidad fue buena, hizo buenos encuentros ante Portugal y Francia, pero su mala actuación en la final, provocó que mucha gente no pusiera a Hummels, en varios onces ideales de este Mundial. Por último, hay que destacar las aportaciones de 2 futbolistas que aunque no han sido titulares habituales, han sido determinantes para que Alemania ganase el Mundial (de hecho ambos participaron en el único gol que Alemania anotó en la final). Esos 2 futbolistas son Mario Götze y André Schürrle. Götze ha tenido un año bastante frustrante, en este Mundial ha marcado 2 tantos y uno de esos tantos le acabó dando un Mundial a Alemania. Schürrle realizó una buena actuación en la gran goleada de Alemania ante Brasil, en la que el ex-futbolista del Bayer Leverkusen anotó 2 goles.


La trayectoria de Alemania en el Mundial


El estreno de Alemania en el Mundial se realizó ante un rival tan fuerte como es Portugal. Pero, Alemania no tuvo nada de piedad con Portugal y su efectividad goleadora fue arrolladora. Thomas Müller con su hat-trick empezó a demostrar su gran puntería y a postularse como uno de los mejores goleadores de este torneo. Özil realizó un encuentro muy bueno y fue uno de los mejores jugadores de encuentro. Mats Hummels fue otro futbolista fundamental en este triunfo de Alemania y fue un cerrojo en el centro de la defensa. También Kroos con su asistencia de gol, en el tanto de Hummels, y sus buenas decisiones a la hora de mover el balón fue otro futbolista imprescindible para Alemania. A pesar de que Portugal encajara 4 tantos, la selección portuguesa no ofreció una imagen muy preocupante y este hecho de encajar 4 goles estuvo más influido por el estado psicológico de su equipo que por su nivel. El partido estuvo muy condicionado por la expulsión de Pepe. Portugal perdía por tan sólo 2 goles y podía tener algunas pequeñas posibilidades de empatar el duelo pero la selección lusa se desmoronó anímicamente a partir de la no presencia del ex-defensa central del Oporto. Alemania jugó con muchos espacios a partir del primer gol y cuando Khedira tenía el balón, la Mannschaft, empezaba a profundizar. En el segundo encuentro, Alemania se midió ante la competitiva selección de Ghana. La Mannschaft fue la selección que más dominaba la posesión del esférico y la que más ocasiones realizaba. Parecía que la selección de Löw tenía el partido bajo control con el primer gol de Götze en el minuto 51. Pero, Ghana con sus contragolpes peligrosos respondió y en apenas 12 minutos logró remontar el encuentro con los tantos de Ayew y Gyan. Alemania, no se rindió tras este duro hecho y tras un corner lanzado por Kroos, Klose marcó un histórico gol y puso el 2 a 2 definitivo en el marcador. Con este tanto, Miroslav Klose, igualaba el record de Ronaldo, de ser el máximo goleador de la historia de los mundiales. La Mannschaft, se tenía que jugar el liderato de su grupo ante Estados Unidos en la última jornada. Este duelo, tenía un ritmo bastante lento y ambas selecciones jugaban con poca intensidad, ya que la victoria de Ghana por 2 a 1 ante Portugal, metía a ambas selecciones en los octavos de final. Pero, Alemania, que era la selección que llevó la iniciativa durante una gran parte del encuentro, ganó con un buen gol de Müller y acabó siendo el líder de su grupo. Estados Unidos, después de este gol reaccionó e intento igualar el encuentro, pero no pudieron lograrlo. Aun así los yankees lograron clasificarse para la siguiente ronda.


Después llegó el duelo de octavos de final entre Algeria y Alemania. En este choque, la selección africana mostraba una defensa que estaba muy bien cohesionada en la que destacaban las actuaciones del capitán Halliche, Belkalem y el guardameta M’Bolhi. El tridente de mediocentros formado por Lahm, Schweinsteiger y Kroos, no funcionaba del todo bien ya que todo lo que hacía este tridente era muy previsible y rápidamente Löw hizo algunas permutas durante la 2ª parte. Lahm, se ubicó en su sitio natural que es la posición de defensa lateral derecho, Khedira entró por el lateral derecho Mustafi, quién no estaba teniendo una buena actuación y el mediocampista del Real Madrid formó un buen doble pivote con Schwinsteiger. También, Löw adelantó la posición de Kroos y le puso de mediapunta. Gracias a estas permutas de Löw y a los goles de Özil y Schürrle, Alemania rompió la muralla defensiva argelina, pero Argelia mostró algunas de las carencias defensivas de Alemania que Manuel Neuer las corrigió con sus arriesgadas salidas. La presencia del buen mediocentro Sami Khedira, quién está muy infravalorado por parte de la hinchada madridista, mejoró el juego de Alemania. El ex-futbolista del Stuttgart aprovechó bien los espacios que dejaba la defensa argelina y sus acertados movimientos fueron imprescindibles para Alemania. Más tarde, llegó el duelo de cuartos de final ante Francia. A pesar de que ambas selecciones han sido 2 de las mejores selecciones que han habido en este Mundial, realizaron un encuentro que fue un poco decepcionante y que tuvo una intensidad menor de la esperada. Alemania era la favorita y la que tenía la presión de ganar mientras que Francia, afrontaba este partido con tranquilidad. La propuesta inicial de Didier Deschamps parecía buena y acorde al contexto del encuentro, pero eso no fue suficiente para derrotar a una selección alemana que por mediación de un gol de Hummels tras un córner botado por Toni Kroos, se puso por delante en el marcador. Después de este tanto en el que Varane, quién era el defensa que le estaba realizando un marcaje a Hummels, no actúo bien, Francia intentó igualar el encuentro pero se encontró con un guardameta como Neuer que se notaba que estaba en un gran estado de forma e hizo varias intervenciones importantes. Benzema y Griezmann fueron quienes jugaron con más ganas que el resto de los franceses, pero sus continuos intentos de igualar el encuentro no tuvieron éxito.  En definitiva, “la columna vertebral de la selección alemana” formada por Neuer, Hummels y Müller y el resto de jugadores, fue fundamental para ganar el encuentro.  


Después en las semifinales a Alemania le esperaba una débil y decepcionante selección brasileña que estaba muy debilitada en el aspecto anímico por culpa de las bajas de Thiago Silva y Neymar. Este encuentro acabó muy mal para los brasileños. Brasil 1 Alemania 7. Este resultado lo dice todo. En la rueda de prensa posterior al partido se le preguntó a Scolari, si con  Thiago Silva y con Neymar se hubiera podido evitar esta goleada. Él dijo que con Thiago Silva, a lo mejor hubieran evitado la goleada pero si hubieran jugado sin Thiago Silva y con Neymar no hubieran evitado la goleada. Pero la verdad es que da la sensación de que la presencia de Neymar hubiera sido igual de importante que la de Thiago Brasil para poder evitar esta goleada. Con Thiago Silva se hubieran evitado algunos goles porque es un defensa central que hace unos marcajes muy eficientes y sabe posicionarse muy bien. Y con Neymar, también se podía haber evitado esta goleada, porque da la sensación de que con la enorme responsabilidad que se le ha dado a Neymar, algunos jugadores de la cannarinha  no tienen la convicción de que son capaces de ganar sin él y esa falta de convicción se reflejó en el juego de la selección brasileña. Otra causa de esta gran goleada, fue evidentemente lo bien que jugó Alemania. Löw alineó en el centro del campo un doble pivote formado por Schweinsteiger y Khedira y Kroos actuó de mediapunta. Gracias a eso, la Mannschaft del Mundial se parecía a la selección alemana que se vio en la fase de clasificación para la Eurocopa 2012, que mostraba un estilo de juego muy estético y un ataque muy efectivo que arrasaba con los defensas rivales. Alemania jugaba de forma horizontal, practicaba un estilo de juego dinámico y profundizaba muy bien a partir de los pases de sus mediocampistas. Sami Khedira hizo una actuación sublime y para muchos periodistas especializados en fútbol internacional, fue con diferencia el mejor del partido. Toni Kroos y  Schweinsteiger pusieron la creatividad en este equipo y ambos ofrecieron una gran noche de fútbol para Alemania. Thomas Müller fue una pesadilla para 2 defensas como Dante y Marcelo (quienes hicieron un partido infame)  y marcó el primer gol de ese gran elenco de tantos que recibió Brasil. Miroslav Klose marcó el segundo gol y de esta forma el futbolista del Lazio, le quitaba al brasileño Ronaldo el récord de ser el máximo goleador de la historia de los mundiales. Daba la casualidad de que el mítico brasileño Ronaldo estaba en la grada del estadio donde se diputaba este encuentro comentando este partido para el canal televisivo Rede Globo.  Manuel Neuer tuvo un partido placido pero al principio realizó unas paradas tremendas que desmotivaron a los brasileños. Alemania le dio una buena lección de futbol a Brasil. Después de vapulear a los brasileños, Alemania se enfrentaba en la final a una selección como Argentina que estaba haciendo una trayectoria tremenda en este Mundial.





"Le dije a Götze: muéstrale al mundo que eres mejor que Messi y puedes definir el Mundial, tienes las cualidades para hacer eso" Joachim Löw


Alemania fue a por todas y quiso dominar desde el principio la posesión del balón. Creó varias ocasiones de gol pero a la selección de Löw le costaba batir la meta defendida por Romero, hasta que llegó la prórroga. En el minuto 88, entraba Götze por Klose y varios minutos después, este gran talento del fútbol mundial aprovechó un buen centro de Schürrle, para marcar un auténtico golazo que le dio un Mundial a Alemania. Alemania se llevó de forma merecida el Mundial, a pesar de que Pérez y Messi (quienes fueron junto a Lavezzi, algunos de los jugadores más peligrosos de Argentina) mostraron en ocasiones los defectos de los defensas Hummels y Höwedes. También hay que destacar que el mediocampista de contención de Alemania, Sami Khedira se lesionó en el calentamiento previo al encuentro y su sustituto Kramer tuvo que ser sustituido en la primera mitad tras recibir un tremendo golpe de un jugador argentino. Pero, Löw improvisó un doble pivote atrevido que estuvo formado por Kroos y Schweinsteiger que resultó útil para ganar esta final tan reñida. Bastian Schweinsteiger se tuvo que convertir en el “hombre escoba” de su selección y sorprendió mucho lo bien que trabajó en las tareas defensivas. Jerome Boateng hizo un auténtico partidazo y se mostró como un defensa contundente. Gracias a él, Neuer vivió con mucha tranquilidad este encuentro ya que no recibió ningún disparo a puerta de Argentina y pudo mantener la portería a cero. Tras la finalización de esta final, Neuer fue declarado merecidamente como el mejor portero del torneo. Se esperaba con mucha curiosidad, un posible duelo de mediocampistas destroyers entre Javier Mascherano y Sami Khedira, pero con la lesión del alemán, el argentino Mascherano brilló mucho en las tareas defensivas del medio del campo argentino.


En definitiva, Alemania se lleva justamente un torneo como es el Mundial de Brasil, en el que la Mannschaft generó muchas dudas al principio del canpeonato con su tridente de mediocampistas formado por Lahm, Schweinsteiger y Kroos, pero la selección alemana en este Mundial ha arrollado a muchos de su rivales con su gran productividad goleadora. Este Mundial logrado por Alemania, sirve para consagrar a una buena generación de futbolistas alemanes dirigida por Löw.








2 comentarios:

Nahuel Bargas dijo...

Impresionante análisis John no hay nada para agregar a tus comentarios sobre el mejor equipo del Mundial, justamente campeón. Tiene individualidades muy talentosas el conjunto de Low, pero como equipo tienen un plus.
Gran artículo.
Saludos

futbollium dijo...

El único problema que se le viene encima a esta Alemania de Low, es apuntalar la defensa. Encontrar un buen compañero para Hummels en en el centro de la defensa y un recambio para Lahm y, esta Mannschaft puede ser la sucesora de España.

Un saludo