domingo, 20 de julio de 2014

El gran Mundial que ha hecho la selección argentina de Sabella



Durante estos últimos 20 años, varios entrenadores como Basile, Passarella, Bielsa y Peckerman, reunieron a varios futbolistas fantásticos para las convocatorias de Argentina en los Mundiales que se disputaron durante esos años. Sin embargo, acabaron fracasando. En el Mundial del año 2010, Maradona convocó a muchos delanteros de primer nivel, pero Argentina se acabó encontrando con una Alemania llena de futbolistas jóvenes con talento que derrotó a la ambiceleste en los cuartos de final. Alejandro Sabella, tras el fracaso de la Argentina de Batista en la Copa América 2011, se encontró con una selección como la albiceleste que tenía muchas carencias. Algunos periodistas criticaban a Argentina, por ser una selección en la que habían muchos jugadores que eran egoístas e individualistas y además este equipo tenía una defensa insegura. Durante estos tres últimos años, Alejandro Sabella ha hecho un gran esfuerzo para mejorar a la ambiceleste y la ha convertido en una selección seria que ha sido finalista de un mundial. En su etapa como entrenador de Estudiantes de La Plata, Sabella demostró ser un entrenador muy competente y logró que este club que tenía como grandes estrellas a Enzo Pérez y al veterano Verón, conquistase la Copa Libertadores y quedase como finalista en el Mundial de Clubs 2009 (en la final de este torneo, Estudiantes de La Plata le planteó un encuentro muy difícil al Barcelona de Guardiola).



En este Mundial 2014, Sabella ha sido un técnico inteligente que ha sabido reactivar bien a Messi y además ha logrado que la zaga argentina sea su particular “zona de seguridad”. La defensa argentina ha estado formada por Romero en la portería y una segura línea de cuatro defensas formada por Rojo, Garay, Demichelis y Zabaleta, que actuado muy bien en defensa posicional. Garay, que es posiblemente el líder de la defensa albiceleste, se ha consagrado en este Mundial como un defensa contundente y Demichelis ha sido un central que ha tenido mucho poderío en el juego aéreo. Los defensas laterales, Marcos Rojo y Zabaleta han sido sin lugar a dudas, dos de los mejores defensas laterales de este torneo. Antes de este Mundial, se criticó mucho la inclusión de Rojo en la lista de convocados de Sabella, pero Rojo ha sido una de las grandes revelaciones del Mundial y tras este torneo, va a tener una buena consideración por parte de la prensa. En cambio, Zabaleta que es para muchos especialistas en fútbol, uno de los mejores defensas laterales derechos del mundo, ha hecho un torneo muy bueno y es una pieza muy importante en la Argentina de Sabella. Con respecto a su guardameta, Romero, hay que decir que ha sido muy sereno y seguro, a pesar de que muchas veces a lo largo de su carrera deportiva se le ha tachado de ser irregular.






El lider del medio del campo de Argentina

A veces, Javier Mascherano no tiene mucha repercusión mediática en una albiceleste en la que el crack Lionel Messi acaba ocupando las portadas de los periódicos deportivos argentinos, pero el ex-mediocampista del Liverpool es un jugador muy importante para Argentina.
Mascherano, es un destroyer que se ocupa del trabajo defensivo del medio del campo y tiene una influencia muy positiva para el resto de sus compañeros. En una selección como la Argentina en la que hay muchos jugadores que actúan bien en la fase defensiva, Mascherano es el jugador contextual de esta selección. Ante Holanda, hizo probablemente el mejor partido de su carrera deportiva y su trabajo de contención, fue imprescindible. A Sabella, le está costando mucho encontrar el compañero ideal de Mascherano en el doble pivote de la ambiceleste, ya que el secundario Gago es un mediocampista irregular y a Lucas Biglia, le falta mucha experiencia a la hora de jugar torneos de selecciones absolutas. Pero, Biglia es un jugador muy importante a la hora de defender, tiene mucha calidad y un enorme talento (Los aficionados al Anderlecht, saben esto perfectamente). Posiblemente, Biglia ha sido mejor que Gago en este Mundial y su rendimiento en el partido ante Bélgica fue bueno. Mientras tanto, Mascherano es el líder indiscutible del medio del campo argentino.



La trayectoria de Argentina en el Mundial 2014

Argentina arrancó jugando ante Bosnia-Herzegovina en el Estadio de Maracana. Argentina jugó con mucha tranquilidad tras el temprano gol inicial. Estaba siendo decepcionante el rendimiento de Messi y de Argentina en general hasta que llegó el minuto 65. Lionel Messi hizo una jugada fantástica que acabó en gol. Esto sirvió para tranquilizar a los argentinos ya que Bosnia sin hacer un encuentro muy brillante en ocasiones mostró las carencias de la albiceleste. Pero, arrancó Argentina con buen pie y ganando 2 a 1 a Bosnia-Herzegovina.
En el segundo encuentro, Argentina se encontró con un muro. La organizada defensa iraní dirigida por Queiroz, parecía infranqueable. Irán se cerraba muy bien por dentro, el portero Haghighi lo estaba haciendo bien y la linea de 4 defensas formada por Hosseini, Montazeri, Sedeghi y Pooladi, tenía mucha seguridad. El doble pivote formado por Teymourian y Neukounam, no dejaba que hubiese mucho espacio entre ellos mismos y los defensas. Andranik Teymourian robó muchos balones y realizó un partido ejemplar a la hora de defender. Parecía que el contexto del encuentro favorecía a los iranís que estaban manteniendo el 0 a 0 inicial y logrando lo que querían, hasta que al final apareció Lionel Messi quien gracias a una enorme genialidad mandó al traste los planes de Queiroz. De nada sirvieron los robos del incansable Teymourian, pero Irán dejo una buena imagen y Argentina de forma agónica se clasificaba a los octavos de final.

En el tercer partido, Argentina aunque estaba clasificada para la siguiente fase, jugo con mucha seriedad ante Nigeria. A pesar de la buena actuación de Enyeama, Argentina, ganó y confirmó el liderato de su grupo.


En los octavos de final, la albiceleste se enfrentó a la competitiva Suiza. Este duelo, fue bastante entretenido y pudo haberse decantado a favor de cualquiera de ambas selecciones, pero la constancia de Angel Di María fue lo que marcó las diferencias. Di Maria era muy peligroso con sus internadas por la banda y su enorme velocidad. Un gol suyo que fue ocasionado por culpa de un error del buen futbolista Stephan Lichsteiner, le acabó dando el pase a Argentina hacia los cuartos de final. Tuvo bastante mérito esta victoria de la albiceleste, ya que la defensa suiza era muy segura y estaba teniendo a Djourou, quien estaba mostrando en este partido una enorme capacidad de anticipación. Además, las apariciones de Shaquiri y el genial Mehmedi estaban siendo una agonía insoportable para la defensa albiceleste.


Después llegó el duelo de cuartos de final ante Bélgica, que al final resulto ser un encuentro que tuvo menos emoción de la esperada. Resultó ganadora la selección que mejor estuvo organizada en defensa, que esa fue indiscutiblemente Argentina, que fue una selección que jugo con serenidad. En cambio, el juego defensivo de los belgas fue un auténtico desorden. Los mediocampistas, Fellaini y Witsel cuando defendían, no sabían muy bien lo que hacían. Bélgica intentó focalizar su juego en el ataque, aunque su delantero centro Origi, tuvo una actuación muy discreta y estuvo opacado por el defensa central Garay. De nuevo, Garay se consagró como un futbolista fundamental en la selección argentina. También fueron muy destacables las actuaciones del doble pivote formado por Mascherano y Biglia. Mascherano de nuevo fue muy relevante en su función de contener al equipo y Biglia tuvo mucha seriedad a la hora de defender. Ese medio del campo desarmó completamente el juego belga y fue de primer nivel.


Tras ganarle a Bélgica por la mínima, la ambiceleste se vería las caras con la competitiva selección de los Paises Bajos dirigida por el buen entrenador Louis Van Gaal. La faceta defensiva de Javier Mascherano fue fundamental para que Argentina tuviera una buena actuación. La mayoría de las entradas que hacía Mascherano tenían mucho éxito y el argentino acabó robando un buen número de balones. El punto débil de los holandeses en este partido era Martins Indi, quién sufría bastante a la hora de defender a los atacantes argentinos. Enzo Pérez que su entrenador Sabella, lo definió en la rueda de prensa previa a este encuentro como un jugador de largo recorrido, le hizo muy daño a Paises Bajos con sus apariciones en el juego ofensivo de Argentina. Probablemente, Pérez fue una de la principales amenazas ofensivas del conjunto de Sabella. En este partido, se notó mucho la ausencia de Di Maria y el rendimiento de Messi fue un poco decepcionante. Se esperaban grandes cosas del galáctico jugador argentino del FC Barcelona, pero tuvo muy poca incidencia en el juego de su equipo. Posiblemente, con Di Maria en el campo, Messi hubiera podido hacer un mejor encuentro del que hizo, ya que los partidos de este Mundial en los que más cómodo se ha sentido Messi han sido en los que Argentina contaba con la presencia del ex-futbolista del Bénfica. Al final, se llegó a la tanda de penaltis y Romero fue determinante con sus paradas, lo que permitió a la ambiceleste pasar a la final.



Argentina, después de 24 años, podía disfrutar de la posibilidad de jugar la final de un Mundial.
En el país sudamericano, se vivía con gran emoción e intensidad esta final mientras que los futbolistas alemanes, estaban muy tranquilos y serenos. Alemanía llegaba con el cartel de ser la favorita aunque los alemanes trataron con mucho respeto a los argentinos. Argentina estuvo muy cerca de ganar la final y fue muy competitiva ante Alemania, que fue la selección que llevaba la iniciativa. Higuain pudo marcar en la primera parte en un mano a mano con Neuer, en el que el argentino no tuvo mucho suerte a la hora de definir. Messi tuvo una buena actuación y supo aprovechar el bajo y decepcionante rendimiento que ofrecieron Hummels (quien en los dias previos al partido tenía molestias físicas y eso se notó) y Höwedes. El carril izquierdo de la defensa alemana fue el punto débil de la Mannschaft. La defensa argentina y el doble pivote de Argentina, al igual que siempre, estuvieron muy organizados, pero eso no fue suficiente para poder evitar el famoso gol de Götze. Se notó bastante el cansancio de la albiceleste durante la prórroga.



Al final, Argentina, se quedó sin el título, pero ofreció una buena imagen durante todo el torneo. Alemania es la única selección que puede presumir de haber derrotado a la Argentina de Sabella en el Mundial. Messi fue elegido como el mejor jugador del torneo según la FIFA, lo que es una decisión que ha causado muchos debates entre la prensa porque en este torneo han habido algunos jugadores que han mostrado un rendimiento superior al de Messi y además el nivel que se ha visto de Messi en este Mundial, está por debajo del mejor nivel que se ha visto de Messi en temporadas anteriores con el FC Barcelona. La decisión de darle este galardón de la FIFA a Messi, exagera un poco el nivel que se ha visto del argentino durante este torneo. Pero lo que hay que reconocer es que el rendimiento de Messi ha sido bueno y por fin el argentino ha podido ofrecer un nivel decente en un campeonato de selecciones. Antes, algunos periodistas argentinos criticaban mucho a Messi, porque según decían ellos, el argentino no era capaz de mostrar el mismo nivel que mostraba en el Barcelona y daba la impresión de que Messi no sabía jugar bien sin la presencia de Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Sergi Busquets. Pero, en este Mundial, Messi, ha demostrado que ya no depende de estos 3 magníficos futbolistas para ofrecer su gran juego y ha resultado ser un futbolista determinante en algunos encuentros en los que la ambiceleste estaba en apuros.
A Argentina, le espera un futuro esperanzador tras esta gran actuación en el Mundial. Aunque, es una selección que aún tiene algunos aspectos críticos que debería mejorarlos. Existe una falta de creatividad, bastante evidente en el medio del campo. Lo cierto es que desde la retirada de Verón y desde que Riquelme y Aimar no están en las convocatorias de la ambiceleste, falta encontrar a un mediocampista organizador que tenga una enorme técnica o un mediapunta creativo. Además, una de las posiciones más criticadas ha sido la de delantero centro. Se supone que el 9 de referencia de esta selección durante el mundial ha sido Higuain y este delantero tan sólo ha anotado 1 gol en 7 partidos, lo que demuestra una falta de productividad de cara al gol enorme por parte del actual futbolista del Napoles.
Pero, la selección argentina de cara al Mundial de Rusia 2018, tiene tiempo de sobra para mejorar estos puntos débiles y de poder vengarse de la derrota en la final del Mundial 2014.

1 comentario:

Nahuel Bargas dijo...

Gran análisis John, sumo un dato, aparte de la Libertadores, tiempo después Sabella salió campeón con Estudiantes de un torneo local.
Los jugadores que remarcaste hicieron un gran Mundial, una espina es lo de Di María, creo que si se no se lesionaba hubiera sido más que determinante en las fases finales, siendo tal vez coronado como el mejor del Mundial.
Saludos