jueves, 4 de julio de 2013

Resumen de la Copa Confederaciones 2013




La Copa Confederaciones 2013 nos deparó como campeona del torneo a la selección de Brasil. La canarinha estuvo encuadrada en el Grupo A. En ese grupo a parte de Brasil, estuvieron Italia, México y Japón.

Brasil fue el líder de este grupo. En su primer partido, venció con comodidad a Japón por 3 a 0. En el 2º encuentro, Brasil se midió a México y ganó a la tricolor con el resultado de 2 a 0. Algunos de los jugadores de ambas selecciones estuvieron presentes en la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los brasileños se pudieron vengar de esa derrota tan dolorosa que sufrieron ante los mexicanos. En el último partido de este grupo, Brasil se enfrentó a Italia. Ese partido supuso una gran oportunidad para ver si Brasil con las buenas sensaciones que había dejado en los anteriores choques podría ser capaz de vencer a una selección del nivel de Italia y de postularse como uno de los dos grandes favoritos para ganar este torneo junto a España. La Brasil de Scolari no defraudó y venció a Italia por 2 a 4 con una actuación soberbia de Fred.

Italia quedó segunda de su grupo. En su segundo partido, venció con mucho sufrimiento a Japón. En ese encuentro, Japón fue muy superior a Italia, aunque sus claros errores en defensa fueron aprovechados por una selección como es la italiana que dejó una imagen muy mala en la primera parte pero que espabiló en la segunda parte y fue capaz de remontar un partido muy complicado. En su primer partido, Italia se midió ante México. Al final, Italia dejó unas sensaciones muy buenas en este encuentro que fue muy especial para Pirlo porque este partido fue el encuentro número 100 en su etapa como jugador de la selección italiana y en ese partido número 100 con Italia Pirlo marcó un golazo de falta. Italia le ganó a México por 2 a 1. Italia se midió ante Brasil en el último partido de la fase de grupos e intentó como pudo estar al mismo nivel que Brasil. Al final, lo acabó perdiendo por 2 a 4.

México quedó en la tercera plaza de este grupo. Tras los dos malos partidos que hicieron ante Brasil e Italia, la selección mexicana tenía una oportunidad muy importante para intentar no quedar como colista de su grupo ante Japón. Javier Hernández antes de ese partido estaba considerado como uno de los futbolistas más decepcionantes de este torneo y Jose Manuel de la Torre, el seleccionador de México, estaba muy cuestionado. México ganó por 2 a 1 a Japón gracias a un doblete de Javier Hernández y compitiendo a un buen nivel en un partido que estuvo muy parejo.

Japón inmerecidamente quedó cuarta en este grupo. La selección nipona dejó unas sensaciones muy buenas en sus últimos dos encuentros ante Italia y México pero sus errores en defensa y sus carencias en el juego aéreo (que se podían haber evitado si Zaccheroni hubiera convocado a Tulio Tanaka) no le permitieron a la selección entrenada por Alberto Zaccheroni quedar en una posición mejor. Ante Brasil, dejaron unas sensaciones muy malas, aunque Japón en algunos instantes de ese encuentro generó bastante peligro con algunas acciones de Kagawa y Honda. Frente a Italia, Japón realizó su mejor partido de este torneo. Japón hizo una primera parte de altísimo nivel y se fueron al descanso con el resultado favorable de 2 a 1. En la segunda parte, Italia remontó el encuentro por culpa de los errores de Yoshida y Uchida en defensa. Fueron destacables las actuaciones de Endo, Honda, Hasebe y Kagawa. En el último encuentro, Japón se enfrentó a México. La selección nipona perdió ese encuentro pero dejó una imagen muy buena.

En el grupo B, España quedó líder. En el primer partido, le ganó a Uruguay a 2 a 1. Teniendo en cuenta la superioridad que mostró el conjunto entrenado por Del Bosque, España mereció ganar ese partido con una mayor ventaja de goles. Pero eso no pudo ser porque Soldado desaprovechó muchas ocasiones de gol. Después, España le ganó comodísimamente a Tahiti con el resultado histórico de 10 a 0. Este resultado entrará en la historia de la selección española porque es una de las mayores goleadas que ha hecho la selección española en su historia. Gran actuación de Fernando Torres quién marcó un póker de goles. En el último partido del grupo, España se enfrentó a Nigeria. España le ganó a la campeona de la Copa Africana de Naciones 2013 con el resultado de 3 a 0 y un gran partido de Jordi Alba.

El segundo clasificado del grupo B fue Uruguay. La selección charrúa dejó una imagen muy mala ante España en el primer partido que lo perdió por 2 a 1. Más tarde, se midió a Nigeria. Uruguay venció a Nigeria por 2 a 1 y con una actuación muy buena de Diego Forlan. “El cacha” realizo la asistencia del gol de Lugano y marcó el segundo tanto. En la última jornada del grupo, Uruguay goleó a Tahití por 8 a 0 y con 4 goles de “la joya” Abel Hernández.

El tercer puesto del grupo B fue para Nigeria. Los africanos comenzaron bastante bien el torneo ganándole a la débil Tahití por 6 a 1. Más tarde, se enfrentaron con los uruguayos. Los nigerianos le plantaron cara a los charrúas pero fueron incapaces de vencerlos. Gran actuación de Ideye Brown, el actual jugador del Dinamo de Kiev quién realizó la asistencia del gol de Mikel. En la última jornada Nigeria jugo ante España. Nigeria ofreció una imagen muy buena a pesar de la derrota y acosó muchas veces la portería de Valdés con algunos disparos de Brown y Musa.

Tahití como era de esperar acabó colista. El suceso más positivo de la selección de Oceania fue que marcó un gol en este torneo. Jonathan Tehau fue el autor de este histórico gol que se lo marcó a una selección africana tan potente como es Nigeria. Todos esperábamos que Tahití recibiese las goleadas tan enormes que ha recibido en este torneo pero nos sorprendió que una selección tan débil como es Tahití le marcara un tanto a una selección que tiene a un portero como es Vincent Enyeama quién es uno de los mejores guardametas de África.

En semifinales se jugaron dos duelos de altísimo nivel. El primero fue un Brasil-Uruguay. Brasil fue el claro dominador de la posesión de balón en este encuentro y la selección que más disparo a puerta. En los primeros minutos del partido, Julio César le detuvo un penalti a Forlan. Al filo del final de la primera parte, Fred marcó el primer tanto. En el inicio de la segunda parte, Edison Cavani, igualó el encuentro. Pero en los instantes finales del partido, apareció Paulinho, el ganador del balón de bronce de la Copa Confederaciones para marcar el gol que hizo que Brasil se clasificará para final. Se destaca mucho el trabajo defensivo de Paulinho pero no hay que ignorar que el jugador del Corinthians hace unas aportaciones muy importantes al juego ofensivo de Brasil.

El segundo partido de semifinales enfrentó a Italia y a España. Este encuentro fue una final adelantada. La selección italiana quería vengarse de la dolorosa goleada que recibió ante España en la final de la Eurocopa 2012 mientras que España no quería quedarse de nuevo eliminada de la Copa Confederaciones en semifinales como ocurrió en la anterior edición de este torneo. Italia le discutió muchas veces la posesión del balón a España en muchas fases del encuentro hasta los minutos finales de la segunda parte ya que a partir de ahí los jugadores entrenados por Prandelli empezaron a sufrir el fuerte desgaste físico que hicieron en este encuentro. Giaccherini y Maggio fueron una pesadilla para Jordi Alba y Arbeloa. En España, fue muy destacable el partido que hizo su pareja de centrales formada por Piqué y Ramos quienes se mostraron muy seguros en defensa durante todo el partido. Navas quién salió como revulsivo fue uno de los mejores jugadores de España en este encuentro. Al final, ambas selecciones tuvieron que decidir el destino de este encuentro en la tanda de penaltis. Todos los lanzadores estuvieron muy acertados hasta que llegó Barzagli. El actual defensa central de la Juventus envió el balón fuera. Íbamos 6 a 6 en la tanda de penaltis y España tenía una oportunidad muy importante para ganar esta tanda de penaltis que no la desperdició. Llegó Navas y anotó el penalti decisivo que le dio a España el pase a la final.

En la gran final, España se midió ante la anfitriona Brasil. La cannarinha en este encuentro estuvo motivadísima con el apoyo que recibió de su afición en el legendario estadio de Maracana. España no estuvo en ningún instante al nivel de Brasil y cayó merecidamente ante la selección entrenada por Scolari. Enorme actuación de Paulinho y Luiz Gustavo quienes opacaron totalmente a Xavi e Iniesta. También, de Fred y Neymar quienes marcaron los 3 goles de esta final.

Brasil se llevó con justicia la Copa Confederaciones 2013 ya que no hubo ninguna selección que estuvo al nivel de Brasil durante todo el torneo, quizás España fue la que más se acercó al nivel de Brasil, pero fue incapaz de igualar su nivel con el de Brasil. Brasil deja unas sensaciones excelentes en este torneo de cara al mundial del año que viene.

1 comentario:

Nahuel Bargas dijo...

Muy buen resúmen, creo que España fue de mayor a menor en este certámen y Brasil fue un justo campeón.
Saludos