domingo, 14 de julio de 2013

Francia consigue su primer Mundial sub 20 gracias a la actuación asombrosa de Aréola

 
 



Verzeri ya dijo antes del primer partido que el principal objetivo de Uruguay en la final era bloquear el juego técnico de Francia y anular el doble pivote francés formado por Pogba y Kondogbia. Y eso fue lo que hizo y logró Uruguay en el encuentro. Consiguió anular durante un gran periodo de tiempo a los dos mediocentros puros de Francia gracias a la gran labor que hicieron Cristóforo y Federico Gino. Además, Francia no realizó el gran juego que hizo en los anteriores partidos. Por culpa de eso a Francia le costaba mucho llegar a la meta defendida por De Amores. Además, Veretout, Bahebeck, Bosetti (quién fue el sustituto de Bahebeck) y Thauvin intervinieron muy poco en el partido y Velázquez eclipsó a Sanogo.

A pesar de estos hechos, Francia llevo la iniciativa desde el principio y durante todo el partido tuvo la posesión del balón. Los dos defensas laterales franceses Digne y Foulquier fueron los dos mayores peligros ofensivos de Francia. En cambio, a Uruguay no le interesaba tener el balón ya que lo que quería la selección celeste era dejarle la iniciativa al rival y esperar a que los jugadores rivales se cansaran para hacerles daño al contragolpe. Durante el final de la primera parte y también de la segunda Uruguay tuvo algunas de las ocasiones más claras del partido y muchas de esas ocasiones fueron detenidas por Aréola. Parecía que tras los primeros 90 minutos Uruguay tenía el contexto del encuentro a su favor ya que todo estaba ocurriendo tal y como Verzeri esperaba que sucediese antes del partido. En la prórroga, Uruguay quería que llegaran los penaltis. Ahí estaba la gran oportunidad de los charrúas para ganar este encuentro. Pero en la tanda de penaltis, Uruguay se encontró con Aréola quién estuvo sensacional en esa tanda deteniendo dos de los tres penaltis que tiró Uruguay y aguantando los abucheos del público que no le desconcentraron en esta fase del encuentro tan decisiva lo que demostró que Aréola es un portero que tiene mucha madurez para aguantar este tipo de situaciones de presión a pesar de su corta edad. También, Paul Pogba es otro jugador que tiene bastante madurez para aguantar estas situaciones de presión como la que tuvo que soportar cuando le abuchearon a la hora de lanzar el primer penalti de la tanda de penaltis y después de lanzarlo Pogba hizo una celebración con la que el actual jugador de la Juventus quiso expresar que a él no le afectaban esos abucheos.

Aunque Uruguay perdiera esta final los charrúas se pueden marchar contentos con la gran actuación que han hecho en este Mundial ya que le plantearon cara a una selección francesa que era muy superior a los uruguayos pero a la que supieron parar durante 120 minutos. Hay muy pocas selecciones (como es el caso de la propia Uruguay, de Estados Unidos, de Ghana y de España) que pueden presumir de haber jugado un partido digno ante Francia en este torneo. Los uruguayos sabían que eran técnicamente inferiores a los franceses y supieron jugarles a Francia de la única forma con la que le podían jugar si querían llevarse el partido. A punto estuvieron de ello. Destacables fueron las actuaciones de De Amores, Cristóforo, Gino, Velázquez, Silva y Gimémez. De Amores estuvo muy bien en este encuentro y pudo detener algunos disparos peligrosos de los franceses. Velázquez fue una de las grandes novedades que introdujo Verzeri en el once y su misión como ya se ha dicho antes en este mismo artículo era parar a Sanogo. Esa también fue la misión de Gastón Silva quién hizo un partido sensacional aunque su compañero Velázquez defendió mejor que él. Silva ha sido el mejor defensa central de este torneo. Cristóforo y Gino realizaron una gran actuación en el doble pivote charrúa presionando al rival y Gino fue el mejor jugador charrúa del encuentro. Giménez ha jugado durante casi todo el torneo en la posición de defensa central pero en esta final estuvo actuando como defensa lateral derecho e hizo una actuación buenísima. El actual jugador del Atlético de Madrid opacó a Bahebeck quién es el interior más peligroso de Francia. Fue una pena que el defensa charrúa se lesionara.

Por parte de Francia, el gran protagonista de la final fue Aréola. El guardameta francés mostró una gran seguridad realizando un gran elenco de paradas con las que demostró que es un portero que tiene mucha agilidad y grandes reflejos. Uruguay y Ghana han comprobado que Aréola sirve para algo más que para ser el suplente del suplente (Douchez) del portero titular del PSG (Sirigu). El futuro de la portería francesa y del PSG está garantizado con este portero de ascendencia filipina que ayer se erigió como el gran héroe de Francia.

Muchos de los jugadores uruguayos que jugaron este partido estuvieron presentes en la final del Mundial sub 17 en la que cayeron ante México. Los charrúas no pudieron vengarse de esa final y de nuevo perdieron otra final de otro mundial y esta vez fue ante Francia. La selección francesa logra de esta manera ganar los 4 títulos de la FIFA. Francia a parte de este mundial sub 20 que es el primero de su historia ha conseguido ganar el Mundial en categoría absoluta en 1998, la Copa Confederaciones en 2001 y en 2003 y el Mundial Sub-17 de 2001. Sin lugar a dudas, Francia ha merecido ganar este torneo y ha podido cumplir con las altas expectativas que esta selección tenía antes que empezase el torneo.

1 comentario:

Nahuel Bargas dijo...

Muy meritorio lo de Uruguay, noche soñada de Aréola.
Saludos