lunes, 1 de julio de 2013

Copa Confederaciones 2013: Brasil se exhibe ante la campeona del mundo





 
El mundo del fútbol da muchas vueltas. Precisamente, hace un año España ganaba una Eurocopa ganando a Italia con una goleada contundente por 4 a 0 y esta madrugada España ha experimentado unas sensaciones muy similares a las que sufrió Italia en esa final con el triunfo que ha cosechado Brasil en la final de la Copa Confederaciones ante la roja con el resultado de 3 a 0. Ya destaqué en la previa de este choque, que la mayor ventaja que tenía Brasil era el factor campo. Esto la cannarinha lo aprovechó totalmente porque desde el primer minuto salió como si fuera un vendaval. Con el apoyo de más de 90.000 espectadores, Brasil fue una selección que estuvo en este encuentro ultra motivada y el contexto del partido estuvo a su favor.

España estuvo a merced de su rival y estaba muy intimidada ante la salida enérgica de Brasil. Se notó que a los jugadores españoles les molestó los abucheos de la hinchada brasileña porque ellos están acostumbrados a que continuamente reciban aplausos y ovaciones. Xavi e Iniesta estuvieron eclipsados ante el gran trabajo defensivo que hizo el doble pivote formado por Paulinho y Luiz Gustavo. Iniesta y Xavi cometieron demasiados pases imprecisos y aparecieron muy poco en el partido lo que fue una mala noticia para España ya que esta selección depende mucho de lo que hagan ambos. Iniesta estuvo un poco mejor que Xavi.
En cambio, Paulinho hizo un partido impresionante presionando en todo momento a los jugadores españoles e interceptando algunos pases del equipo rival. En mi opinión, Paulinho es el jugador más importante de Brasil ya que este futbolista hace una labor impresionante en el medio del campo. Se destaca mucho a Neymar por los regates y los goles que hace, pero yo creo que si ambos jugadores estuvieran ausentes en algún partido se notaría más la baja que Paulinho que la de Neymar porque en Brasil hay muy pocos jugadores que realicen el trabajo que hace Paulinho y Neymar podría ser sustituido por Lucas Moura que obviamente no está al mismo nivel que Neymar pero el actual jugador del PSG podría ser un jugador que podría aportar muchas cosas interesantes al juego de Brasil. Según dicen algunos periodistas, el Brasil de Paulinho es un Brasil paulinhista y corinthianizado.

El único jugador que estuvo bien de España, a parte de Casillas (que de no ser por el actual guardameta del Real Madrid a España le hubiera caído una goleada escandalosa e histórica), fue Sergi Busquets quién actuó muy bien en defensa recuperando bastantes balones en el medio del campo. Arriba, Fernando Torres y su sustituto Villa, estuvieron muy desaparecidos. La línea de 4 defensas estuvo horrible. En especial, Álvaro Arbeloa. Ya critique duramente a Arbeloa en la previa que hice de este partido, pero tras este partido aún tengo más ganas de criticarle. Arbeloa realizo bastantes pases imprecisos que acabaron en dominio del equipo rival y sus labores defensivas en este encuentro fueron enormemente calamitosas. En la acción del segundo gol, Neymar engañó lucidamente a Arbeloa, poniéndole un pase a Oscar en un momento en el que parecía que Neymar iba encarar a Arbeloa o se iba a internar directamente por el lado izquierdo del área sin pasarle el balón a nadie antes de internarse, al final no hizo ninguna de estas 2 alternativas. Más tarde, Oscar le devolvió el balón a Neymar y este le ganó la espalda a Arbeloa (este suele ser el error defensivo más común del defensa lateral madridista) para pegar un disparo con la pierna izquierda que fue imparable para Casillas. Error claro de Arbeloa quién tan sólo estuvo 45 minutos jugando esta final. Menos mal que fueron 45 minutos los minutos que estuvo Arbeloa en el terreno de juego. Del Bosque viendo la actuación esperpéntica del actual jugador del Real Madrid por fin se dio cuenta de que Arbeloa no es un jugador que tenga nivel para ser titular con España en una final de estas características y decidió cambiarle por César Azpilicueta en el descanso.
Azpilicueta tampoco estuvo bien defendiendo pero cometió menos errores en defensa y en ataque que Arbeloa. De hecho el tercer gol, fue un error clamoroso del defensa lateral del Chelsea. Azpilicueta en el momento en el que estaba Hulk dando la asistencia de gol estaba realizándole un marcaje innecesario a Neymar y ese marcaje era innecesario porque Piqué también le estaba haciendo otro marcaje al ex-jugador del Santos lo que permitió que Fred estuviese solo en el momento en el que recibiera ese pase de Hulk. Justo cuando Fred recibió el balón, Azpilicueta se dio cuenta de este error y quiso enmendar su equivocación intentando rechazar el disparo que más tarde haría Fred, pero esto fue inútil ya que ese disparo acabó en gol. Este tanto, que consiguió Fred fue el segundo del partido en su cuenta particular y el tercero para Brasil que en 47 minutos sentenció el choque.

Gran victoria para la selección dirigida por Luis Felipe Scolari con la que se postula definitivamente como uno de los cuatro máximos candidatos para ganar el mundial del año que viene (aunque hasta ahora nunca habido una selección que haya ganado la Copa Confederaciones de un determinado año y el mundial del año siguiente). Brasil es sin lugar a dudas la selección que más Copas Confederaciones ha ganado. Lleva 4 en su palmarés particular. En cambio, España tendrá que asumir esta dolorosa derrota lo que resultará difícil porque esta selección llevaba sin perder un partido desde el 12 de noviembre de 2011 en un amistoso frente a la selección inglesa.

1 comentario:

Nahuel Bargas dijo...

Ayer fue una demostración enorme del poderío de Brasil, que jugó el mejor partido del torneo.
Estaría bueno que este equipo se pudiera medir antes del mundial con alguna otra potencia, para saber bien en que lugar está parado.
Saludos