jueves, 22 de diciembre de 2011

Análisis del Mundial de Clubes 2011


En la edición de este año del mundial de clubes hemos podido ver como el FC Barcelona se ha proclamado campeón de este torneo tras haber vencido con mucha facilidad a sus rivales, lo que pone de manifiesto la enorme diferencia que hay a día de hoy entre el Barça y el resto de clubes del mundo.
La sensación que siempre deja el Barcelona en cada partido es de ser un conjunto que esta llamado a ser el mejor equipo de la historia del fútbol global.
En la final del mundial, el FC Barcelona humilló durante los 90 minutos a un Santos que se salvó con mucha fortuna de recibir una goleada escandalosa.
El equipo brasileño del Santos no pudo recurrir como siempre suele hacer en cada partido a las jugadas individuales de sus futbolistas más importantes, Neymar y Ganso, un hecho que hizo que este conjunto no supiera que hacer cuando tenia la posesión del balón.
A parte del gran encuentro que hizo el Barça ante el Santos, hay que destacar en este mundial de clubes la gran trayectoria que realizó el equipo anfitrión, el Kashiwa Reysol, que logró alcanzar el cuarto puesto en este mundial tras dejar en la cuneta al Auckland City y al Monterrey y perder en semifinales con un conjunto tan superior como es el Santos y en el partido del tercer y cuarto puesto ante el Al Sadd, en un encuentro en el que el Kashiwa Reysol fue el equipo que más dominó, pero al final el Al Sadd se llevo el partido gracias a la mala suerte que tuvo el conjunto nipón en la tanda de penaltis.
El Kashiwa Reysol demostró ser un equipo bastante competitivo en todos los encuentros que jugó en el Mundial de Clubes en los que pudimos ver como el campeón de la J-League procuró dominarlos aunque jugara con rivales que son mejores que este equipo japonés.
Los jugadores que más han llamado la atención en el Kashiwa Reysol durante el Mundial de Clubes fueron Hiroki Sakai, un lateral derecho de 21 años que tiene unas características de juego que no las suele tener un futbolista japonés, Yunya Tanaka, un delantero de 24 años que puede hacerse un hueco en la posición de nueve en la selección japonesa porque puede ser ese jugador que acabe con la sequía de goles que de vez en cuando padece la selección del país del sol naciente debido a que es un conjunto que carece de un killer y Leandro Domingues un extremo (aunque casi siempre suele jugar de interior derecho) que es capaz de manejar bien el dominio del esférico a pesar de ser un jugador que carece de velocidad.
Aunque de momento estoy destacando a los equipos que mejor lo han hecho en este Mundial de Clubes, no hay que olvidarse del papel tan malo que ha hecho el conjunto decepción del Mundial de Clubes, el Monterrey un equipo del que muchos esperábamos que hiciera una actuación buena en esta edición del Mundial pero al final no consiguió pasar de cuartos de final, lo que deja en evidencia el momento tan malo por el que están pasando los equipos de la Concacaf.
En resumen, esta edición del Mundial de Clubes nos ha dejado muchos detalles interesantes de unos equipos que los aficionados españoles no los podemos ver todos los días, es por ello que este torneo es considerado por muchos como una auténtica fiesta del fútbol global.

1 comentario:

Nahuel Bargas dijo...

Muy buen campeoanto del Kashiwa Reysol, ni que hablar del Barsa.
Saludos